Solliciteren bij de Partij voor de Dieren banner

La familia real holandesa pone su propio hobby de caza por encima de la democracia

La mayoría del Parlamento holandes quiere que el patrimonio real Het Loo esté abierto al público durante todo el año. Pero la familia real holandesa se niega a cooperar, porque quieren seguir cazando sin ser molestados.

Todos los años, Kroondomein Het Loo cierra para el público durante tres meses, del 15 de septiembre al 24 de diciembre. En ese período, los miembros de la familia real holandesa cazan alli jabalíes y ciervos. El Partido Holandés para los Animales ha estado trabajando durante años para que se abre el lugar todo el ano al público, también porque la reina holandesa Wilhelmina donó el bosque y los brezales a la población holandesa en 1959 y la población paga por el mantenimiento.

En abril de este año, el partido sugirió que la propiedad se abriera todo el año, y esta vez contó con una mayoría parlamentaria. Pero la ministra Carola Schouten (Administración de la naturaleza) dijo que no podra implementar esa propuesta. Según ella, la administración de Kroondomein pertenece al rey y a el se le permite hacerlo a su propia discreción.

Según el Partido por los Animales, no hay apoyo público para matar animales por diversión y el pasatiempo de caza de la Familia Real, directa o indirectamente, ya no debería ser facilitado con dinero de la comunidad. El ciudadano holandés ahora esta pagando involuntariamente las actividades de caza de la familia real.

“Kroondomein Het Loo es una de las reservas naturales más hermosas de nuestro país. “Es inconcebible para nosotros que la propiedad pública sea inaccesible para los excursionistas y amantes de la naturaleza durante más de tres meses al año, simplemente por tener privilegios de caza de un pequeño grupo de cazadores de la corte y sus invitados fuera de la vista”, según el Partido para los Animales.